Hasta aquí hemos llegado… Ahora, la Vida.

Bueno, compañera, que sólo andamos escribiendo tú y yo… bueno y para los que estaban también en la guerra, pero silenciosa… ya hemos llegado.

Ha sido un placer compartir contigo estos momentos, ahora sólo queda vivir el resto de la vida… dejar atrás esta X, controlar algo más otras, y, quizá, sobre todo, entender qué nos empujaba a ellas… La paz que hallaríamos allí nos alejaría de cualquier X.

En fin, un abrazo y comentamos en privado.

Advertisements

48 horas después

Estoy un poco desencantada con esta lucha y con la X que elegí. Digamos que la elegí porque esperaba sentirme mejor conmigo misma y notar los efectos beneficiosos sobre “mi salud”. Pero, lo cierto es que no debe haber una relación de causalidad, y lo que quería eliminar viene de otros temas (alguno de los cuales no puedo cambiar porque me viene de fábrica).

Como experimento, muy enriquecedor, he sacado pautas que me van a venir muy bien 🙂 desde conocerme a mí misma, hasta contar con los amigos para superar nuestras Xs… Además, no me olvido de que, aunque no haya conseguido todo, en estos días he avanzado mucho en un montón de frentes 🙂 la guerra sigue, y he perdido varias de las batallas, pero haciendo un balance del conjunto puedo decir que tengo la estrategia ganadora. Así que, ¡a por ello! Aquí seguimos.

Seguimos en marcha

La verdad es que debo de haber tenido suerte con la X que elegí, la presión no está siendo demasiado alta, supongo que no andaba tan enganchado con esto como pensaba. Aún así la sensación de libertad es refrescante.

Lo que sí sigue quedando claro, es que la búsqueda de X es en realidad una huida, ahora me refugio en otros “distractores” y Xs, pero la pregunta sigue siendo de qué se huye y por qué no plantar cara. Con frecuencia nada es tan terrible como se imagina.

La cuenta a 0

Me estaba planteando dónde estaban mis límites de X. Porque hay veces que no me queda más remedio, dependiendo de dónde esté y de los planes que hago con amigos y compañeros. Quizá debería haber optado por lo de hacer un horario, en vez de imponerme el cero absoluto. De todas formas, aunque el sábado no me quedara otra opción podía haber “minimizado” las veces que hice uso de X. No sé, menos u otras cosas en vez de X.

Así que me estaba comiendo el coco sobre si ponía mi contador a cero. Finalmente, el domingo fui “conscientemente” a por X. Supongo que estaba harta y quería romper con todas las normas… Así que ya no hay duda: empiezo de nuevo. Aunque con bastante ánimo. Lo que estaba conseguido no va a desaparecer. Y a pesar de que cueste volver a arrancar, es más lo positivo que he experimentado, así que vuelvo a intentarlo.

Después de la gripe

No me metía al blog desde el fin de semana. El domingo empecé con una gripecilla y he estado totalmente desconectada. Lo bueno, lo mejor, es que aunque parecía que X se hacía grande conforme yo estaba en la cama, y me daba pereza todo, lo cierto es que he conseguido no caer. Tampoco cuando ayer recibí una noticia muy gorda a nivel personal. En el fondo, y aunque parezca contradictorio me ha dado fuerzas para seguir adelante. Puede que el mundo sea una mierda, pero X no va a poder conmigo, aún no.

Hay alguien ahí?

Buenas, soy el administrador del grupo y parece que sólo hay dos personas activas en el blog.

Puede ocurrir que sí haya más gente siguiendo el blog y sintiéndose acompañado por los que estamos en ello.

Para ver cuál es la situación, os pediría a los que estéis siguiendo esto que dejéis un comentario en este post, al menos, si no pasaremos a cerrar el blog y seguir en privado la conversación entre los dos autores activos.

Saludos y ánimo con vuestras X’s!